Etiquetas

Bienvenidos a JAENDONDERESIDO, blog cultural de la ciudad de Jaén "VIVIENDO JAÉN" 2010/2016.
gadgets para blogger

JAÉN, NUESTROS EDIFICIOS

PRESENTACIÓN


Recibimos hoy a un nuevo colaborador en JAENDONDERESIDO, se trata de Joaquín Sánchez Estrella, que inicia una nueva y extensa sección titulada "JAÉN, NUESTROS EDIFICIOS".
¿Quién no conoce en nuestra ciudad a Joaquín Sánchez Estrella? Este jiennense de pura cepa nacido en el popular barrio de La Alcantarilla, empleado de Banca y que en su día cursara estudios de Perito Mercantil, es sin embargo reconocido y asociado al ámbito cofrade y especialmente al mundo de la fotografía.
Sería muy extenso y cansado, ofreceros aquí el amplio currículum de mi amigo Joaquín. No pretendo por tanto aburriros con una larga lista de cargos desempeñados, actividades con nombre propio y distinciones que dan testimonio de la personalidad de nuestro nuevo colaborador, pero que no vienen al caso, dada la popularidad del mismo.
Si quiero, sin embargo, dejar una breve reseña, a groso modo de la extensa trayectoria, de aquel chaval que a los 8 años ingresó como cofrade en la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Aquí iniciaba su trayectoria en las hermandades de nuestra ciudad que le llevó a formar parte de la Cofradía de la Estrella (que en 1983 le concedería el título de Consiliario de Honor y en la que entre otros cargos ha sido Secretario General 12 años), y otras como en las que ha ocupado puestos de relevancia, tales como la Expiración (Gobernador 1980-1984); la Humildad (Vice-Hermano Mayor): la Entrada de Jesús en Jerusalén (secretario); Santo Sepulcro (Vocal de Cultos y Cronista y Gobernador 2010-2013); y Santísima Virgen de la Capilla (Tesorero y Secretario).
Es cofrade de número de la Santa Capilla de San Andrés y ocupó el cargo de tesorero durante ocho años en la extinguida Agrupación de Cofradías de la Semana Santa de Jaén. En la actual Agrupación, fue Vocal de Asuntos Económicos en sus inicios y en el periodo 2005-2011 director de las publicaciones "Jaén Cofrade" y "Pasión y Gloria"
Son incontables sus actuaciones en charlas, coloquios y pregones de las hermandades de nuestra ciudad y provincia al igual que su participación y coordinación en diversas publicaciones del ámbito cofrade de nuestra región, así como colaboraciones en medios de comunicación de toda índole. Os aburriría con una lista que no tendría fin, pero si destacar algunas por su relevancia, ya que fue su creador: Autor del libro de 411 páginas y 700 fotografías, titulado; “ Semana Santa de Jaén “ –Crónica fotográfica de un siglo de piedad y tradición.; Autor del libro presentado en la Cuaresma del 2006 JAÉN PENITENTE;
Ha ofrecido audiovisuales en colegios de primera enseñanza, hermandades y otras entidades, gracias a su afición por la fotografía, afición esta que le ha reportado numerosos premios y distinciones y que le han permitido exponer su obra en repetidas ocasiones, entre las que destacaremos las tres exposiciones fotográficas en Centro Cultural Miguel Castillejo de Cajasur.
No os aburro más, estimo que con este pequeño esbozo, tenéis ya una clara versión de la categoría humana de Joaquín que desde hoy, por amistad y jaenerismo, como todo lo que llega a JAENDONDERESIDO, compartirá con nosotros su saber y su experiencia para, a través de su cámara y sus textos, ofrecernos una extensa y documentada versión sobre los edificios más emblemáticos de nuestra ciudad.
Esta serie que hoy os ofrecemos, tiene su origen en una recopilación realizada primeramente por Joaquín Sánchez Estrella para el Diario Jaén, que luego más actualizada y modificada se editó en 2005, con el mismo título que hoy os ofrecemos "Jaén, nuestros edificios" por parte de la Real Sociedad Económica de Amigos del País y Caja Rural de Jaén.
Las fotografías que reproducimos (en blanco y negro) así como los textos son las originales del autor, y tienen las imágenes, en muchos casos la importancia de poder comprobar los cambios que en muchos casos se han realizado sobre nuestros edificios más destacados. Esta es la portada del trabajo que a partir de hoy os ofreceremos con asiduidad hasta conformar un amplio panorama de las singularidades de las construcciones de nuestro Jaén.



 Arco de San Lorenzo.

El Arco de San Lorenzo es lo que queda de la antigua Iglesia de San Lorenzo, construida entre el final del siglo XIII y comenzos del XIV. En el año 1507 la cárcel de Jaén fue trasladada a este templo. Dentro de aquella Iglesia, que tenía un gran tesoro artístico, destacaba un retablo de Ánimas, una bella tabla de Santo Domingo  de San Bartolomé, así como un lienzo del Cristo de las Injurias. Un Decreto de Orden Real de 2 de Octubre de 1987, declara al Arco de San Lorenzo monumento nacional.
Está situado junto al número 37 de la calle Almendros Aguilar y entre las de San Lorenzo, Parrilla y Madre de Dios. En su interior hay una preciosa capilla cubierta con un zócalo alicatado mudéjar. La Dirección General de Bellas Artes lo restauró en 1981. Las obras se adjudicaron al arquitecto Luís Berges Roldán. En frebrero de 1981, la referida Dirección General cede el uso del mismo a la Asociación Cultural de Amigos de San Antón que, además de cuidar de su conservación, celebra también sus actividades culturales.

Palacio de los Covaleda-Nicuesa.

Aunque ha tenido algunas reformas durante el transcurrir del tiempo, la construcción de este palacio se inició a finales del siglo XV. Está situado en el número 12 de la calle Ramón y Cajal, a espalas de la S.I. Catedral. La portada principal está a un lado de la fachada, apreciándose en esta obra la influencia de Vandelvira, si bien el conjunto de la puerta, con arco de medio punto y bizarros sosteniendo escudos sobre la cornisa, resaltando los sillares de las pilastras, guarda cierta similitud con otras construidas en el siglo XVIII. En el hermoso patio interior hay valiosos detalles en forja del siglo XIX, y en sus amplios salones destacan importantes obras de arte. El oratorio es de gran belleza, Está situado en la segunda planta, sala de forma cuadrada y adornada con valiosas pinturas que representan angelotes y frutos variados. Se estima que esta decoración es del inicio del siglo XVIII, cuando era su propietario Joaquín Serrano. A este majestuoso palacio se le conoce como el de los Bonilla, ya que hace varias décadas lo adquirió José Antonio de Bonilla y Mir.

Palacio del Capitán Quesada.

Este palacio se encuentra frente a la Iglesia de la Merced, fue la vivienda del capitán Fernando de Quesada Ulloa, que era Caballero Veinticuatro de la ciudad y corregidor de Cádiz, Jerez y Gibraltar. Este edificio, ubicado en pleno casco antiguo de Jaén, ha estado sometio a varias reformas, la última de ellas dirigida por el arquitecto Luís Berges, ha sido de gran profundidad. Presenta su magnífica fachada con una pequeña torre esquinada, ventanas y balcones, apreciándose medallones de heráldica al estilo del siglo XVI. Todo ello le da a la construcción un sello de distinción y originalidad.
Sobr la puerta hay un escudo heráldico sostenido por dos tenantes, así como otros detalles armoniosamente labrados. En su interior destacan un hermoso patio y una galería de columnas. Durante las últimas décadas, lo han ocupado sucesivamente el Colegio de Hermanos Carmelitas, de los Hermanos Maristas y la Caja de Reclutación de Ejército. En la actualidad, el Ayuntamiento de Jaén lo ha habilitado para albergar en sus dependencias la Concejalía de Urbanismo.


Diputación Provincial.

Este grandioso edificio de estilo italiano, se construyó en 1876, sobre el solar resusltante del derruido Convento de San Fracisco. El proyecto de esta emblemática obra fue presentado el 5 de noviembre de 1871 por el arquitecto Jorge Parrua y Moreno, con un presupuesto de un millón de pesetas y sobre un plazo de comienzo de cuatro años, por lo que las obras se pusieron en marcha en marzo de 1876.
La piedra para la construcción fue traída de las canteras de la Imora, Vieja Caldenta y Jabalcuz.
La finalidad de su realización fue albergar en él a la Diputación Provincial, así como a la Audiencia, Correos y Telégrafos, Hacienda y el Gobierno Civil.
Con una fachada principal de gran elegancia y proporciones, el palacio consta de dos plantas y sótano, con amplias salas y galerías, destacando los salones de retratos y el de actos, en los que se aprecia el estilo, neo-manierisa.
En el claustro, de bellas columnas remachadas por capiteles, se levanta una preciosa fuente del siglo XVI, procedente del convento dominico de La Guardia.


Hospital de San Juan de Dios.

Esta edificación benéfica del siglo XVI estaba administrada por el Ayuntamiento que en 1619 decidió unirla a otra situada en la Puerta de Martos, conocida por San Lázaro.
Posteriormente fue cedida a la Orden de Sanjuán de Dios, fundándose la nueva institución hospitalaria para la ciudad.
Restaurada hace apenas una década, su fechada principal mantiene la puerta arco rebajado y baquetones góticos con figuras de ángeles sosteniendo un escudo labrado de la Orden Sanjuanista, todo ello de inicios del siglo XVI.
Su valiosa capilla quedó destruida a causa de un incendio acaecido el 8 de marzo de 1916.
E 1919, el arquitecto Manuel Mendoza emprendió su reconstrucción, siendo sufragados los gastos correspondientes en baso del seguro y con la aportación de numerosos donativos.
Esta iglesia de forma rectangular es de una sola nave, con altares y púlpito de estilo neorrenacentista o neoclásico. Una vez restaurada, el escultor Jacinto Higueras le esculpió una talla en nogal de San Juan de Dios.


Palacio del Conde de Villardompardo.

Su construcción fue realizada en 1592 para Fernando de Torres y Portugal, virrey del Perú. Está situado en la Plaza de Santa Luisa de Marillac, y se utilizó para albergar diferentes casas de acogida y salud.
Desde 1751 hasta 1970 fue hospicio de mujeres, casa de cuna y casa de maternidad, siendo ampliado y reformado en varias ocasiones.
La fachada principal es de piedra con hermosos ventanales y sobria portada con pilastras, así como los escudos de España y del Obispo fray Benito Marín.
También hay una placa con grabación alusiva a cual era la misión del hospicio. Aun lado del edificio hay una pequeño torre que pertenecía a la capilla del orfanato. En su interior destaca su bello patio central, con dos galerías de arcos y columnas jónicas y dóricas, a sí como numerosas dependencias.
Los restos de los Baños Árabes, en el sótano, se utilizaron durante siglos como bodega del palacio. Las obras de restauración tuvieron un periodo entre 1969 y 1981. En la actualidad este edificio alberga varios museos.


Puerta del Ángel.

La popular Puerta del Ángel, situada al final de la calle Adarves Bajos, junto al convento franciscano de las Bernardas, es la única puerta que queda de las que existían en la muralla que rodeaba a Jaén.
Tiene una línea de gran sobriedad y actualmente está en buen estado de conservación. Construida con arco de medio punto, hay sobre ella una pequeña cornisa con friso y en el centro una cartela inscrita, en la que se señalan algunos datos alusivos, a la fecha en que mandó hacerla el corregidor de por aquel entonces.
Su construcción es atribuida a Juan de Aranda Salazar, que remató su obra con dos ménsulas con triglifos, a sí como una hornacina con una escultura de San Miguel Arcángel, y en su parte alta hay una cruz de forja entre esperas. Por este bello conjunto se accede a la Alameda de Calvo Sotelo, Campo Hípico y Auditorio.


Iglesia de San Bartolomé

Este templo, de pequeñas dimensiones, tiene una estructura de gran armonía. Sus antecedentes se remontan a principios del siglo XIV. La fachada se labró bajo la dirección de Eufrasio López Rojas. En su parte media tiene una hornacina con la talla del santo titular que se remata con un triángulo de huecos que enmarcan pequeñas campanas, así como una espadaña. En la fachada norte hay una puerta de medio punto, anexas a la iglesia están las dependencias de la parroquia. En su interior presenta unos arcos que Ie dan carácter renacentista. EI magnifico retablo barroco del presbiterio es de final del siglo XVI y se atribuye a Sebastian de Solis, siendo sus doradores Cristóbal Vela y Juan de Quintanilla, trabajo que realizaron en 1610. Destaca su artesonado mudéjar y la pila bautismal de cerámica verde gótico-mudéjar. Su patrimonio imaginero es de gran valor y belleza, encontrándose en una capilla barroca la imagen contemporánea de la Virgen del Carmen del escultor Lanjarln, y otra capilla neoclásica, esta presidida por la excepcional imagen del Cristo de la Expiración, del siglo XVIII atribuido a José de Medina, así como las de la Virgen dolorosa de las Siete Palabras, de Álvarez Duarte, de 1995 y la de San Juan Evangelista del escultor Martínez Puerto de 1943.


Convento de las Dominicas

Esta edificación de tres plantas situada en el numero 35 de la calle Llana, ofrece en su fachada una hilera de ventanas y balcones con rejería. En ambos lados de la puerta principal hay dos escudos labrados en piedra que corresponden a la orden dominica y el escudo de Jaén con la Inmaculada, trabajo realizado en 1997 y 1998 respectivamente. En el año 2001 la fachada fue reformada en su totalidad, aunque sin cambiar la estructura. En el interior hay numerosas dependencias, así como una hermosa escalinata y mirador. Destacan sus tres jardines continuos en diferentes niveles. En 1993 se construyo un claustro en el jardín principal y en el vestíbulo de entrada esta tallado en madera el escudo del obispo fray Benito Marin. Esta casa señorial fue comprada la finalizar la guerra civil par las religiosas Carmelitas con el fin de impartir enseñanza desde 1940 a 1946. En este año el inmueble fue vendido la ingeniero de obras Publicas Luis Chocano Martinez. EI 11 de Febrero de 1965 la comunidad dominica se trasladó a este edificio desde la calle Ancha.


Santa Capilla de San Andrés

EI templo de San Andrés se encuentra en la calle del mismo nombre, siendo una de las parroquias que había en Jaén a mediados del siglo XIX. A pesar de estar dentro del casco antiguo, tal vez fuese en sus inicios una sinagoga judía o mezquita musulmana. 
La antigüedad de esta pequeña iglesia se sitúa sobre el siglo XV. En 1515, Gutierre González Doncel instituye la Santa y Noble Cofradía de la limpia Concepción de Nuestra Señora, añadiéndosele varias dependencias en la parte oriental del templo. Delante de la Fachada principal hay una pequeña lonja, y sobre el portón, en una hornacina, la imagen de San Andrés. En su interior cuatro columnas soportan seis arcos que forman tres naves, consiguiendo cierta semejanza con la parroquia de San Bartolomé. Junto con sus valiosos retablos, imágenes y obras pictóricas, destaca el cuadro-mural de la Virgen del Pópulo, obra del siglo XVI, así como la excepcional reja policromada del citado siglo obra del Maestro Bartolomé, a través de la cual se accede a la capilla de la Inmaculada Concepción.



Convento de la Concepción Franciscana

Este convento mas conocido por el de Las Bernardas, esta emplazado junto a la Puerta del Ángel, al comienzo de la calle del mismo nombre. Su construcción data del siglo XVI y estuvo habitado por aquel entonces por frailes capuchinos, abandonándolo estos en 1588 a raíz de la lIegada de Melchor de Soria Vera, obispo de Troya y auxiliar de Toledo, el cual, dado su generosidad, fundo la comunidad de religiosas de la Concepción de Franciscanas Descalzas. Esta edificación rodeada por un muro que abarca una extensa manzana, fue realizada por Sebastian de Solis y el maestro de cantería Lorenzo Leonardo, así como los maestros de albañilería Alonso de León y Alonso de Castillo. En la parte central de la toscana portada principal, hay una hornacina de la Purísima Concepcion y dos escudos del fundador. Su construccion se inició en 1628 y concluyó en 1642, siendo su autor Juan Aranda, habiendo tenido posteriores restauraciones. Por su puerta con arco de medio punto se accede a un pequeño patio, que sirve de vestíbulo de las dependencias conventuales, así como a la hermosa y magníficamente conservada capilla del siglo XVII. 



Textos y fotografías: Joaquín Sánchez Estrella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario